Plancha de vapor vertical o convencional horizontal: Comparativa, Ventajas y Desventajas

La plancha de ropa es uno de los electrodomésticos que no pueden faltar en el hogar. Su principal función es alisar la ropa después del lavado. Esta herramienta doméstica ha evolucionado con el paso del tiempo para ofrecer más beneficios y diferentes variantes para adaptarse a todo el mundo.

Por eso, es importante conocer las ventajas y desventajas de los tipos de planchas más populares. De esta forma, podrás decidir cuál de estos equipos se adapta mejor a tus necesidades.

¿Plancha horizontal o vertical? En la siguiente guía, te exponemos los beneficios de cada caso.

Ventajas de la plancha horizontal

A pesar de los avances tecnológicos, las planchas de ropa tradicionales se mantienen como uno de los electrodomésticos con mayores ventas. Una de las principales ventajas de las planchas convencionales es su precio, que suele ser más económico que el de otros modelos.

Además, son prácticas y fáciles de usar. Con este tipo de planchas, podrás alisar cualquier prenda de vestir indistintamente de su tamaño y tipo de tela.

¿Cuándo comprar una plancha tradicional o convencional?

Las planchas tradicionales son perfectas si planchas grandes cantidades de prendas de vestir de forma frecuente. También es perfecta si tu presupuesto es limitado, ya que su precio es bastante accesible.

Por otro lado, debes considerar que para usar este tipo de electrodoméstico necesitas una mesa o un espacio para colocar la ropa.

Ventajas de la plancha vertical a vapor

Este tipo de planchas son muy versátiles, ya que las puedes usar con diferentes tipos de prendas de vestir. Por eso, resultan perfectas para labores domésticas y profesionales. 

Algunas de sus cualidades más destacadas son su tamaño y su practicidad. La podrás manipular con una sola mano y llevarlas a cualquier lugar. Además, en este caso no necesitarás una mesa de planchar para usarla.

Otro de los beneficios de este equipo es que te permite planchar tejidos muy delicados con detalles de pedrería y bordados sin el riesgo de dañarlos. 

Sin embargo, lo más importante es que esta plancha es muy práctica. Podrás planchar de manera vertical, sin realizar presión sobre la prenda de vestir. De igual manera es un formato que puedes llevar a cualquier lugar gracias a su diseño ligero y compacto. 

Además, es más efectiva para eliminar bacterias y la humedad en la ropa. Para más información, puedes echar un vistazo a este análisis y opiniones de las planchas verticales mejor valoradas del mercado.

¿Cuándo comprar una plancha vertical?

Este tipo de plancha te resulta útil cuando planchas poca ropa, ya que no llega al rendimiento de una plancha tradicional, a no ser que compres una plancha vertical profesional o un centro de planchado vertical. Sin embargo, es perfecta si quieres tener en pocos minutos una prenda de vestir en excelentes condiciones. También te servirá para desinfectar algunas prendas y planchar tejidos delicados, sin riesgo de quemarlos.

¿Qué me ofrece la plancha vertical que la tradicional no?

Con la plancha vertical podrás colgar la prenda en un perchero y alisarlas de manera práctica, lo cual no es posible con una plancha tradicional. Además, este tipo de planchas superan a las convencionales por ser más versátiles y seguras.

Asimismo, la vertical penetra en las fibras y elimina los malos olores, cosa que no hace una tradicional. También podrás llevártela de viaje sin inconvenientes, porque su tamaño es pequeño, como puedes ver en las mejores planchas de vapor de viaje. Por su parte, las convencionales son grandes y pesan. Son muy poco prácticas para llevar.

Cuál es el más rápido: plancha normal o vaporizador vertical

 Sin duda, la plancha vertical es más eficiente si buscas rapidez en el alisado de tus prendas de vestir. Recuerda que con la plancha convencional debes planchar la ropa por ambos lados si quieres resultados perfectos.

¿Qué debo tener en cuenta al escoger?

Uno de los primeros elementos que debes considerar para elegir una plancha es el tipo de ropa que alisas normalmente. La plancha tradicional horizontal tiene una base de metal y un mecanismo para regular la temperatura, lo cual te puede resultar favorable en algunos casos, pero en otros no. 

Por eso, es muy importante que elijas un modelo que cuente con una base sólida, la cual sea resistente a los rayados. También es necesario que te fijes en el número de orificios y su distribución para conseguir un buen planchado.

Una plancha vertical funciona de manera muy similar a una de vapor convencional. Sin embargo, la diferencia radica que la puedes usar de manera vertical y sin ejercer presión sobre la prenda de vestir. Este tipo de planchas es especial para tintorerías y para alisar con frecuencia trajes o ropas con detalles decorativos.

La potencia es otro factor determinante en el momento de elegir un electrodoméstico de este tipo. De acuerdo con la fuerza de la plancha obtendrás un planchado impecable. 

Asimismo, el peso es importante, ya que podrás manipularla con facilidad si es producto ligero. La empuñadura y la función de autolimpieza son dos características relevantes si quieres un equipo que te garantice mayor comodidad de uso.

Deja un comentario